Analisis.

Apoyanos con un clik1.

Di no a la pornografía. Un video impactador.



Get the Flash Player to see this player.

time2online Joomla Extensions: Simple Video Flash Player Module
Familia.
Semana Santa en Familia. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Familia.

 

Semana Santa en Familia.

Autor:
Fuente: Lafamilia.info.

La familia es la principal fuente de transmisión de los valores religiosos y espirituales; es ella la encargada de acercar los hijos a Dios y enseñarles la fe.

Con el Domingo de Ramos comienza la Semana Santa, una festividad que sirve de oportunidad para involucrar a los niños en esta semana de recogimiento y oración. Pero, ¿cómo hacer que los chicos vivan el verdadero sentido de esta celebración sin que pase inadvertida como una semana más de vacaciones?

Los muchos símbolos e historias que acompañan la Semana Santa y la Pascua proveen numerosas oportunidades para comprometer a los hijos y enseñarles más acerca de la fe. Es importante explicarles por medio de analogías las tradiciones festivas seculares y las cristianas, pues así podrán comprender mejor su significado.

Como padres también tenemos el deber de mostrar con actitudes piadosas lo que significa este periodo en nuestra vida como cristianos, es decir, vivir cada día de la Semana Santa intensamente, hablando y reflexionando con los hijos sobre lo que se conmemora en cada ocasión. Para ayudarlos a comprender lo que sucedió en los últimos días de Cristo en la tierra, es aconsejable leer historias sobre la Pasión y Resurrección, así como ver películas sobre la vida de Cristo. De igual forma, es muy valioso cuando se participa en familia de las diferentes actividades características de la época, como por ejemplo la visita a los monumentos y las procesiones. Esto hará que conozcan de primera mano la vivencia de esta Semana.

De este modo, vivenciar profundamente el encuentro con Dios, unidos en familia, esta Semana Santa y Pascua.

 
La Cuaresma en Familia. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Familia.

La Cuaresma en Familia.

Autor:
Fuente: apostolesdelapalabra.org

Consejos para vivir la Cuaresma

La vida familiar puede ser descrita como el día a día de numerosas actividades que civilizan nuestras pequeñas barbaries, las cuales terminamos de pulir en nuestro propio camino de conversión. Hacemos que nuestros hábitos, costumbres y prácticas de nuestra vida cristiana sean comprensibles y enseñables a los pequeños, sin hacer que estas enseñanzas sean aburridas o superficiales.
Los siguientes consejos para practicar la Cuaresma responden a este desafío. Hemos decidido empezar con el ayuno, indicando cuál es su objetivo, y luego sugiriendo algunas formas de hacer provechoso este período de 40 días de oración, penitencia y ejercicios espirituales en preparación para la celebración de la Pascua.
Existen dos tipos de ayuno:

1) Ayuno corporal o externo
Incluye la abstinencia de algunas comidas, bebidas y otras diversiones como la música, las fiestas, los juegos de azar, etc. sobre todo en los días cercanos al triduo pascual.
En una sociedad hedonista, atravesada por una cultura de muerte como la nuestra, se hace necesario la práctica del ayuno, la cual debería empezar por la familia.

Prácticas corporales
- Tomar menos de las comidas que más te gustan y más de aquellas que te disgustan.
- No comer nada entre comidas.
- No utilizar condimentos en la comida.
- No utilizar edulcorantes en las bebidas.
- Evitar escuchar música en la radio todo el día.
- Evitar la televisión y los videos; en vez de ello, leer la Pasión de Cristo en la Biblia o el Misal.
- Rezar un rosario extra.

2) Ayuno espiritual o interno
Consiste en la abstinencia de todo pecado mortal. San Juan Crisóstomo enseñó que el valor del ayuno consiste no tanto en la abstinencia de comida; sino en la abstinencia de prácticas pecaminosas. Y San Basilio el Grande explicó que alejarse de toda maldad significa mantener nuestra boca cerrada, controlar nuestra ira, eliminar nuestros deseos malos y evitar todo chisme, mentira y blasfema. En la abstenerse de todas estas cosas descansa el verdadero valor del ayuno.

Prácticas internas
- No conversar más de lo necesario; en vez de ello, di algunas pequeñas jaculatorias durante el día.
- Ejercitar la paciencia en todas las cosas.
- No hacer ninguna queja.
- Controlar la ira; en vez de ello, se sugiere salir al encuentro de la persona que ha provocado la molestia.
- Evitar el chisme.
- Cuando alguien le pida hacer algo extra, hágalo con alegría y buena disposición.
- Habla en buen tono a todos cada día.
- Evita utilizar el teléfono o el celular.
- Siempre di la verdad en todas las circunstancias de tu vida.
- Evitar la vanidad y el egoísmo.

La práctica de las virtudes y las buenas obras debe ser otro de nuestros propósitos en la Semana Santa. Los Padres de la Iglesia insistieron que durante la Cuaresma se debe ser fiel a los servicios propios de este tiempo litúrgico y asistir a la Misa diariamente.
Con el paso del tiempo, nuestra disciplina por el ayuno ha sufrido numerosos y radicales cambios. Hoy en día, desafortunadamente, la observancia de la Cuaresma se ha convertido en mero formalismo, reducido a la abstinencia en ciertos días, sin ninguna preocupación en el crecimiento espiritual o en el propósito de tener una coherencia de vida.
Es urgente retornar a las raíces del espíritu de esta gran fiesta tan requerida en estos tiempos en que el mundo es presa de la cultura material y superficial.

Prácticas espirituales
(Virtudes y buenas obras)
- Practicar la humildad hoy en día en todas nuestras acciones.
- Ser generoso; ayudar a alguien que lo necesite.
- Observar todas las formas posibles de ser solidario durante el día.
- Hacer el trabajo que necesita ser hecho sin que alguien te lo pida.
- No seas ocioso todo el día. Siempre haz algo por los demás o por tu propio crecimiento espiritual.
- Sal al encuentro para ayudar a las personas o conversa con alguien que esta en dificultad.
- Se voluntario en un trabajo solidario.
- Visita a alguien que está enfermo.

Sigue estas recomendaciones y te prepararás debidamente para celebrar la Pascua.
Si lo deseas, escríbenos contándonos de qué manera viviste la Cuaresma en familia y cómo celebraste el Misterio Pascual.

 
Miedo al matrimonio: ¿qué hay detrás?. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Familia.

Miedo al matrimonio: ¿qué hay detrás?.

Autor:
Fuente: LaFamilia.info

Si bien es cierto que tomar la decisión de casarse puede generar un temor natural, en algunos casos, este paso cuesta más dificultad de lo normal y hasta se podría hablar de ciertas patologías al respecto. ¿Qué orígenes tiene el miedo al compromiso matrimonial?

Es comprensible la mezcla de sentimientos que se producen frente al matrimonio. Por un lado, hay una “separación” con la familia de origen, y por otro, se concentran una serie de incertidumbres y expectativas sobre la nueva forma de vida, a pesar que el amor es un ingrediente existente entre la pareja. Pero de ahí, a pasar a un grado mayor de nerviosismo exagerado hasta el punto de perder a la persona amada por no ser capaz de adoptar un compromiso, es ya un nivel superior de miedo que debe superarse antes de que surjan daños en las personas implicadas.

Detectar el origen

Para lograr superar esta dificultad, se debe hallar el porqué del miedo, alguna circunstancia interna debe ser el elemento generador. Bajo la premisa que el amor no es el causante del temor, las siguientes podrían ser algunas raíces:

Modelos cercanos: es cuando la persona se crió bajo un hogar desunido lleno de conflictos, de padres separados o ausentes, que la hacen pensar que todos los matrimonios son como ese modelo que vivió de cerca y no quisiera repetirlo. También pueden ser comentarios constantes de amigos que fracasaron en su relación matrimonial.
Experiencias pasadas: cuando se han presentado noviazgos previos conflictivos o traumáticos, es posible que se haya cimentado una aversión a las relaciones formales de pareja.
Inseguridades: por lo general, las personas que se les dificulta tomar decisiones -cualquiera que sea-, tienen baja autoestima, no reconocen sus capacidades y permiten ser dominados por las inseguridades, volviéndose más frágiles y débiles ante situaciones que generen compromiso. Por eso es común que este tipo de personas huyan o eviten responsabilidades, como es el matrimonio, la familia, una oferta laboral, proyectos de vida, ayudas económicas, etc.
Egoísmo: en el matrimonio hay que ceder a las propias apetencias para dejar a un lado el “yo” y construir un “nosotros”. Indudablemente es un trabajo de negociación delicado de los cónyuges, pero no es irrealizable. Sin embargo, estas personas que temen en extremo al matrimonio, no se sienten capaces de renunciar a sus gustos, exigencias y preferencias que se requieren en la convivencia, y ponen en primer lugar su bienestar negando la posibilidad de compartir con otros.
Apego a la familia de origen: puede ocurrir que exista una relación de apego con los padres que haga más complicada la conformación del nuevo hogar. Muchas veces esta presión por no abandonar a los padres, es ejercida por ellos mismos de manera inconciente. O también se pueden presentar factores adicionales dificultosos que afectan el panorama del novio(a), como son los casos de enfermedades de los padres, aprieto económico o viudez, los cuales aumentan trabas a la decisión.
Incapacidad de asumir compromisos: especialmente si son para toda la vida. Algunas personas temen comprometer el futuro en una decisión de hoy.

¿Cómo superar este miedo?

Depende de la raíz que ocasione el problema. El acompañamiento de un sicólogo sería recomendable para casos más graves, para otros sin embargo, basta con seguir las sugerencias que se proponen a continuación:

Causa: Modelos cercanos

Plan de acción
Identificar si los temores son propios o adquiridos, es decir, si se originan por experiencias personales vividas de cerca o provienen únicamente de comentarios de agentes externos. En el primer caso, hay que tener presente que cada matrimonio es diferente, el hecho que los padres o familiares cercanos, hayan tenido dificultades en su relación conyugal, no quiere decir que se tenga que repetir la historia; “cada uno se labra su propio destino”. En el segundo caso, elija entre las personas que tiene a su alrededor, un referente de matrimonio que admire y desearía que el suyo fuera así; estos patrones positivos, sirven de inspiración y ejemplo para su propia vida.

Causa: Experiencias pasadas

Plan de acción
Hay que sanar primero las situaciones pasadas para comenzar una nueva etapa. Tampoco se puede generalizar, las personas y circunstancias son distintas.

Causa: Inseguridades

Plan de acción
Hay que recuperar la autoestima, potencializar las fortalezas y ejercitar la toma de decisiones en la vida diaria. Proponerse metas, medirlas y cumplirlas, no importa el propósito (hacer ejercicio, llevar una dieta saludable, ser más paciente, organizar los papeles pendientes, etc.), lo importante es llevarla a cabo.

Causa: Egoísmo

Plan de acción
Cambiar de un día para otro y más cuando es un hábito adquirido quizá desde la infancia, no es viable, hay que comenzar un proceso e ir de a poco. En cuanto al egoísmo, hay que comenzar a ceder ante algunas circunstancias cotidianas, por ejemplo, acceder a realizar una actividad que la pareja quiera, ver el programa de televisión que todos deseen ver en lugar de irse para la habitación, compartir con personas necesitadas tiempo, víveres o dinero.

Causa: Apego a la familia de origen

Plan de acción
No hay que escoger entre el uno o el otro, ambos, familia y cónyuge, pueden simpatizar al mismo tiempo. Los papás seguirán siéndolo hasta la eternidad, así que por ese lado hay un parte de tranquilidad. Si existiesen algunas dificultades adicionales, es importante continuar con el rol de hijo(a) y apoyarlos en lo que más se pueda, pero tampoco renunciar a los propios proyectos de vida. De igual forma, el hijo(a) no va a solucionar el problema si vive bajo el mismo techo o no con su familia de origen.

Causa: Incapacidad de asumir compromisos

Plan de acción
Es probable que no se haya desarrollado la madurez y el grado de responsabilidad que se requiere para asumir compromisos serios. Habrá que iniciar todo un proceso de cambio.

Por último, hablar con la pareja, expresarle sus miedos, planear su vida futura, y crecer juntos, puede resultar más efectivo que cualquier otro tratamiento sicológico

 
Familias y conejos, ¿qué dijo el Papa? PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Familia.

Familias y conejos, ¿qué dijo el Papa?

Autor: Luis-Fernando Valdés |
Fuente: elobservadorenlinea.com

Muy a su pesar, Francisco dividió la opinión pública. Luego de sus declaraciones sobre la paternidad responsable, algunos dicen que el Papa invita a tener pocos hijos, otros afirman que apoya a las familias numerosas. ¿Qué dijo en realidad?

Nos encontramos de nuevo ante un fenómeno de opinión pública, en el que algunos medios difundieron el mensaje opuesto de lo que literalmente afirmó el Santo Padre. El mensaje central de Francisco fue una fuerte crítica al neo-maltusianismo, y algunos medios transmitieron que el Pontífice apoya el descenso de nacimientos. Veamos.

1) Francisco alertó sobre la “colonización ideológica” de la familia, que quiere “destruir a la familia”; “provienen de fuera, por esto digo que son colonizaciones” (Discurso, 16.I.2015). Luego especificó que se refería a la imposición de políticas de control de la natalidad en los países pobres a cambio de ayuda financiera.

2) El Santo Padre hace suya la postura de Pablo VI y la “Humanae vitae” (la encíclica que promueve la apertura a la vida). En ese mismo encuentro con familias en Manila, el Pontífice afirmó que el Beato Pablo VI “en el momento en el que se planteó el problema del crecimiento de la población, quiso defender la apertura a la vida de la familia”.  Agregó que el Papa Montini “vio hacia el futuro, a los pueblos de la tierra y vio esta amenaza de la destrucción de la familia mediante la privación de los hijos” (Ibídem).

3) La polémica mediática surgió con motivo de la rueda de prensa, durante el vuelo de Filipinas a Italia. Le pidieron que profundizara sobre la “colonización ideológica”, y el Papa respondió que Pablo VI salió al paso del “el neo-malthusianismo universal que buscaban un control de los nacimientos por parte de las potencias (…). Esto no significa que el cristiano deba tener hijos en serie. Regañé a una mujer que se encontraba en el octavo embarazo y había tenido siete cesáreas: ‘¿Quiere dejar huérfanos a sus hijos? No hay que tentar a Dios…’ Pero, quería decir que Pablo no tuvo una visión trasnochada, cerrada. No, fue un profeta, que nos dijo: ‘Cuidado con el neo-malthusianismo que está llegando’.”

Resulta evidente que el ejemplo del regaño por a esa señora no es por tener el octavo hijo, sino porque vino después de siete cesáreas y, por lo tanto, por el grave riesgo que corre la madre. De ahí que afirmar que el Papa criticó tener ocho hijos es una mala interpretación.

5) Los conejos. El Santo Padre habló también ahí de la paternidad responsable y quiso salir al paso de dos extremos: tener hijos a ultranza y evitar que los pobres tengan hijos. Sobre lo primero dijo la polémica frase: “Perdonen, pero hay algunos que creen que para ser buenos católicos debemos ser como conejos”.

Juan Pablo II ya había dicho la misma idea en 1994: “El pensamiento católico a menudo es malentendido, como si la Iglesia sostuviera una ideología de la fecundidad a ultranza, impulsando a los cónyuges a procrear sin ningún discernimiento y ningún proyecto” (Ángelus, 17.VII.1994).

Termino con unas palabras de Andrea Tornielli: “Como se ve, sacar de su contexto la frase sobre los conejos y presentarla como síntesis del pensamiento del Papa al final lo modifica y transmite exactamente lo opuesto del mensaje que quería dar, invitando a las familias en los países occidentales a tener más hijos, y no menos, e insistiendo en la apertura a la vida como intrínseca al matrimonio” (Vatican Insider, 22.I.2015).

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

http://www.columnafeyrazon.blogspot.com

 
Cuando Facebook daña a la familia. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Familia.


Cuando Facebook daña a la familia.

Autor: Padre Fernando Pascual (Italia)
Fuente:

De un modo sutil, Facebook u otras redes sociales pueden dañar la vida de una familia cuando uno o varios miembros quedan atrapados continuamente en diálogos a través de la red mientras debilitan las relaciones vivas en el propio hogar.

¿Por qué ocurre esto? Las redes sociales reúnen características que atraen. Son dinámicas, quedan “fijas” en sus fotos o textos, se mueven con rapidez, alcanzan a muchas personas. Un diálogo en casa procede desde recuerdos o tensiones que a veces dificultan la relación, por lo que algunos prefieren sumergirse en el mundo virtual en vez de afrontar los problemas de quienes están más cerca.

Además, es fácil y hasta agradable dialogar con otros en las redes sociales. No es tan fácil, y en ocasiones resulta problemático, mantener una comunicación directa y viva en el hogar, o entre los compañeros de trabajo y personas cercanas.

La provocativa frase de que la tecnología nos acerca a los lejanos y nos aleja de los cercanos se aplica, cuando ocurre lo anterior, a Facebook. Porque resulta agradable saludar “online” a viejos compañeros de escuela o a personas encontradas durante las vacaciones, mientras no es tan agradable hablar con quien nos va a pedir ayuda a la hora de limpiar la casa o de ordenar los libros en la sala de visitas.

El “remedio” ante este tipo de peligros radica en construir vidas familiares sanas, llenas de ingenio e interés por los demás. En un mundo de prisas, con un continuo peligro de atomizarnos y de encerrarnos en burbujas cómodas, resulta sumamente bello esforzarse por mantener fresco el cariño en el hogar.

Entonces, y sólo entonces, al regresar a casa, uno sentirá el deseo de apagar el propio móvil (celular). O, al menos, lo dejará a un lado, precisamente porque vale la pena dedicar lo mejor del propio tiempo al esposo, a la esposa, a los hijos, a los padres, a los abuelos.

Además, y eso es lo más importante, con menos tiempo en Facebook habrá más tiempo para Dios, que es el verdadero corazón de una sana y fecunda vida familiar…

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 3 de 16

Busca un tema de tu interes:

Encuesta

Te gusta el nuevo site