Analisis.

Apoyanos con un clik1.

Di no a la pornografía. Un video impactador.



Get the Flash Player to see this player.

time2online Joomla Extensions: Simple Video Flash Player Module
Otros temas.
¿Dónde está tu corazón? PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 
Reflexiones - Otros temas.

¿Dónde está tu corazón?

Autor:
Fuente: www.veritasradio.org

Cuentan que en una ocasión estaba San Antonio de Padua predicando, cuando llegaron unas personas para pedirle que fuera a asistir a un hombre que había tenido un grave accidente y estaba a punto de morir. Este señor del accidente, era conocido por tener una gran fortuna acumulada, pero también conocido por su avaricia.

Pues nada, el hombre murió y en el momento en que lo revisan resulta que no tenía corazón, el espacio estaba vacío.

Al ver esto, San Antonio les dijo a las personas: “… vayan a casa de este hombre y revisen donde tiene sus joyas…” Las personas fueron y al revisar el lugar donde este hombre tenía su tesoro, encontraron ahí su corazón…

Esto que sucedió de forma gráfica y real, es lo que el mismo Jesús les decía a sus discípulos: “Porque donde está su tesoro, ahí estará su corazón.” (Lc. 12, 32)

Y es los que nos sigue diciendo también a nosotros, a ti y a mí, hoy en día: ¿Dónde tengo puesta mi seguridad? ¿Cuáles son mis anhelos más grandes? ¿Qué es lo que me inspira a tomar las decisiones que tomo?

Vale la pena hacer “un alto en el camino” y poner mi vida delante de Él… Ponerla sin pretextos ni temores, simplemente así: delante de Él…

Y descubrir, en esta oración confiada, cómo es que voy caminando: ¿voy bien o vale la pena corregir el rumbo de varias de mis decisiones?

 
Recomenzar. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Otros temas.

Recomenzar. 

Autor:
Anónimo
Fuente: 


Me caí, me levanté,
sacudí mi ropa,
sonreí y comencé nuevamente.

Pasó el tiempo, tropecé,
tambaleé y caí...
me levanté,
sacudí mi ropa, pero esta vez
mis rodillas sangraron,
las limpié...
y comencé nuevamente.

Siguió pasando el tiempo,
otra vez caí, ahora no sólo mis rodillas sangraron,
sino que también mis codos y manos estaban heridos.

Sólo ahora, cuando comienzo a levantarme,
me doy cuenta que quizás nunca hubiese tambaleado,
que quizás nunca hubiese caido y
que quizás nunca me hubiese herido
si tan solo hubiese visto tu mano
siempre extendida para ayudarme...
juntos es todo menos amargo,
que alegría que estés a mi lado!

 
Fortaleza. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Otros temas.

Fortaleza.


Autor: Anónimo
Fuente: 

Cuando estés en la noche oscura del sufrimiento no culpes a Dios, no te culpes a
ti mismo, ni culpes a los demás. 

En lugar de ahogarte con la culpa fortalece tu espíritu con la oración, buenas
lecturas y el apoyo de quienes te aman. 

No te concentres únicamente en tus penas y valora todo lo bueno que aún puedes
disfrutar. 

Si no te dejas vencer por el desespero serás capaz de luchar, como lo hacen
tantos que están en peores situaciones. 

Por eso te conviene mirar hacia abajo y adarte cuenta de que otros sonríen sin
pies cuando tú lloras por no tener zapatos. 

Hay penas que nos parecen insufribles pero paso a paso vamos saliendo adelante
si avivamos la fe y la esperanza. 

Nos pasa como el alpinista que ve la cumbre lejana, pero poco a poco sus bríos
lo llevan hasta arriba. 

Dios nunca te abandona y está allí contigo aunque a veces no lo sientas. Sigue
adelante y verás como puedes más de lo que crees.


 

 
Meditar antes de actuar. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Reflexiones - Otros temas.

Meditar antes de actuar.

Autor: Omar A. Jimenez Castro.
Fuente: www.mensajespanyvida.org

En una oportunidad trasportaba una vieja amiga a nuestro lugar de trabajo con mi motocicleta. En el camino ella por descuido y sin saber cómo cuidar de su casco de protección dejó que se aflojara un tornillo que sujeta la visera. Luego que llegamos se percato y no sabía a dónde meterse, lo primero que me dijo hay Omar lo rompí, no sé qué paso. Tenía una gran vergüenza, luego que le había hecho el favor de llevarla desde la casa y que me había descompuesto el casco, pensó ella.

Yo le decía varias veces que se no se preocupara que ya estaba pensando en remplazarlo. Al final le hacia la broma de lo sucedido. Luego que todo pasó y logré encontrar el tornillo que realmente no valía nada, recapacité mucho.

Sobre las veces que reaccionamos violentamente cuando un ser querido o cualquier persona intencionalmente nos daña algo o nos hace algo, y nos dejamos llevar por la ira que tenemos y dejamos salir palabras tan hirientes que no debimos decir. Luego que pensamos lo que ocurrió y cuanto mejor nos hubiera ido si viéramos la solución y que al final no fue nada, o simplemente tiene una solución tan práctica y fácil que nunca debimos de enfurecernos.  Y que la única forma de verlo es pensar tranquilamente en la solución.

Yo pensé en decirle por qué no se fijó o notó que se iba soltando ese tornillo y me lo hubieras dicho y nada hubiera pasado y ahora me lo jodiste, pero al final, tenía una solución demasiado fácil y barata y si la hubiera regañado perdería yo y no valía la pena. Pidámosle a Dios que nos ayude a meditar las cosas con tranquilidad, porque a la ligera es más fácil de lo que pensamos.

 
Deja que tu luz brille. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Otros temas.

Deja que tu luz brille.


Autor:
Fuente: Dios Bendice.

Una pequeña niña se encontraba entre un grupo de personas, que eran guiadas en una excursión por una gran catedral. Mientras el guía daba explicaciones sobre las diversas partes de la estructura, el altar, el coro, la mampara y la nave principal, la atención de la pequeña estaba enfocada en una vidriera de colores.


Estuvo por largo tiempo, considerando en silencio la ventana. Al elevar la vista hacia las figuras que formaban parte del vitral, su rostro fue bañado en un arco iris de colores cuando el sol de la tarde inundó el ala cruciforme de la inmensa catedral.

Cuando el grupo se preparaba para continuar la gira, la niña se llenó de valentía y preguntó al guía: "¿Quiénes son las personas que están en ese vitral tan hermoso?
-Esos son los santos" -respondió aquel.

Esa misma noche, mientras la niña se alistaba para acostarse, le dijo a su madre con orgullo:

-Sé quiénes son los santos.
-¿Lo sabes? -respondió la madre. ¿Y me podrías decir quiénes son?
Sin vacilar la niña respondió:

- ¡Son las personas que dejan que la luz brille a través de ellas!
¿Estas permitiendo que la luz del Señor brille a través de tí?

Hemos sido llamados a compartir la luz de Jesús en un mundo de tinieblas. Como rayos de luz que atraviesan el pesimismo y la oscuridad, podemos llevar esperanza y ánimo. Mateo 5, 16

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro
Padre que está en los cielos.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 9 de 76

Busca un tema de tu interes:

Encuesta

Te gusta el nuevo site