Analisis.

Apoyanos con un clik1.

Di no a la pornografía. Un video impactador.



Get the Flash Player to see this player.

time2online Joomla Extensions: Simple Video Flash Player Module
Otros temas.
Comunicado sobre listas de correo Pan y Vida PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 
Reflexiones - Otros temas.

Queridos hermanos en Cristo,

Reciban de parte de Pan y Vida una feliz Pascua!

Mis queridos hermanos en Cristo, ya hace tiempo que no me comunico con cada de uno de ustedes. Hoy quiero aprovechar para comentarles acerca de una situación crítica que está viviendo nuestro apostolado. (me disculpo de antemano si me alargo mucho pero quiero expresar la realidad)

Desde el inicio de nuestro apostolado que inicio con una lista de correo. La idea fue contraatacar la cantidad de basura de correos que llegaba a nuestros correos. Recuerdo que en esta época de 2002 las imagines pornográficas en los correos era pan de cada día. Y mi sueño fue enviar a tanto hermano un mensajito cada día, que al abrir sus cuentas de correo electrónico el mensaje les hiciera alimentar su alma con el mensaje de nuestro Señor Jesucristo. De eso ya 13 años que lo hacemos.

Quiero comentarles que esa misión está a un punto que puede terminar de una vez para todas sino se hacen las decisiones necesarias. Se preguntaran cuáles son las decisiones, y es que debemos de mudar las cuatro listas de correo desde egrupos.net a otro lugar donde podamos hacer llegar como lo hacemos diariamente. Para que tengan una idea egrupos.net, (es una página donde se alojan muchas listas de correo) están en una situación prácticamente de cierre y debemos buscar donde alojar las listas y así continuar por más tiempo nuestra labor.

Las opciones al alcance. Hemos investigado y preguntado a varios expertos en la materia como es el caso del ingeniero de catholic.net, y el ingeniero de rarcomputacion.com y los dos opinan que las opciones que existen en el mercado dado a la cantidad de gente inscrita es que estamos casi obligados a pagar cierta cantidad de dinero para mantener el servicio en otro lado.

No sabemos cuánto tiempo durara egrupos.net, (aunque dudo mucho que dure porque está dando problemas). Ya tomamos precauciones y tenemos resguardado todas las direcciones de correo y todo el material enviado por lo menos reflexiones.

Mis hermanos cada día que veo que hay una persona que se inscribe y formamos tantos, da aliento de verdad. Fuimos sin temor a equivocarme uno de los primeros sitios católicos y que sigue en pie. Y no quiero darme por vencido a seguir, ni siquiera renunciar a la idea de dejarme utilizar por Dios como lo he hecho yo y mis hermanos que colaboran. Allá en sus correos llega mucha basura, si no es así que me corrijan, y debemos contra restar esos ataques. Hoy les pido de todo corazón que si en alguna ocasión Pan y Vida con sus listas ha sido ayuda en su vida nos ayuden mucho para que este mensaje que hemos predicado siga dando luz de Jesús Resucitado a otros hermanos como a ti.

Se preguntaran ¿cómo ayudar? Primero, oraciones para que Dios que nunca ha abandonado este apostolado nos ayude. Segundo, algún hermano pudiera de todo corazón colaborar económicamente, tres, algún hermano o hermana que a leer nuestra situación nos pueda dar una mano con opciones ojala gratuitas.

Termino diciendo: si Pan y Vida ha sido bendición en tus vidas, hoy necesitamos más que nunca de tu ayuda con estas tres opciones que les di.

Quedo a las órdenes con cualquier duda pregunta o quieras comunicarse conmigo. Este es mi correo: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Omar Jiménez Castro.

Director de Pan y Vida.

www.mensajespanyvida.org

 
Sean buenos… perdónense unos a otros… PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Otros temas.

Ef 4,32 – Sean buenos… perdónense unos a otros…

Autor: Chiara Lubich
Fuente:

«Sed buenos, comprensivos, perdonándoos unos a otros como Dios os perdonó en Cristo» (Ef 4, 32).

Este programa de vida es concreto y esencial. Bastaría por sí solo para crear una sociedad diferente, más fraterna, más solidaria. Está sacado de un amplio proyecto propuesto a los cristianos de Asia Menor.

En aquellas comunidades se había alcanzado la «paz» entre judíos y gentiles, los dos pueblos que representan a la humanidad, divididos hasta entonces.

La unidad, don de Cristo, hay que reavivarla siempre y traducirla en comportamientos sociales concretos, enteramente inspirados en el amor recíproco. De ahí las indicaciones sobre cómo plantear nuestras relaciones:

«Sed buenos, comprensivos, perdonándoos unos a otros como Dios os perdonó en Cristo».


Benevolencia: querer el bien del otro. Es «hacerse uno» con él, acercarnos a él completamente vacíos de nosotros mismos, de nuestros intereses, de nuestras ideas, de tantos prejuicios que nos nublan la mirada, para cargar con sus agobios, sus necesidades, sus sufrimientos, para compartir sus alegrías.
Es entrar en el corazón de aquellos a quienes nos acercamos para comprender su mentalidad, su cultura, sus tradiciones, y hacerlas, en cierto modo, nuestras; para entender de verdad lo que necesitan y saber acoger esos valores que Dios ha depositado en el corazón de cada persona. En una palabra: vivir por quien tenemos al lado.

Misericordia: acoger al otro tal como es, no como quisiéramos que fuese, con un carácter distinto, con nuestras mismas ideas políticas, nuestras convicciones religiosas y sin esos defectos o esos modos de hacer que tanto nos irritan. No; hay que dilatar el corazón y hacerlo capaz de acoger a todos con su diversidad, sus limitaciones y miserias.

Perdón: ver al otro siempre nuevo. Ni siquiera en las convivencias más bellas y serenas –en la familia, en la escuela, en el trabajo– faltan momentos de fricción, divergencias, enfrentamientos. Llegamos a no dirigirnos la palabra, a evitar encontrarnos, por no hablar de cuando se arraiga en el corazón el odio en toda regla hacia quien no piensa como nosotros. El compromiso fuerte y exigente es tratar de ver cada día al hermano y a la hermana como si fuesen nuevos, novísimos, sin recordar en absoluto las ofensas recibidas, sino cubriéndolo todo con el amor, con una amnistía completa del corazón, a imitación de Dios, que perdona y olvida.

Además, la paz verdadera y la unidad llegan cuando la benevolencia, la misericordia y el perdón se viven no sólo individualmente, sino juntos, en la reciprocidad.
Y así como, en una chimenea encendida, hace falta de vez en cuando mover las brasas para que la ceniza no las cubra, también es necesario, de vez en cuando, reavivar expresamente el amor recíproco, reavivar las relaciones con todos, para que no queden recubiertas por las cenizas de la indiferencia, de la apatía y del egoísmo.

«Sed buenos, comprensivos, perdonándoos unos a otros como Dios os perdonó en Cristo».
Es necesario que estas actitudes se traduzcan en hechos, en acciones concretas.
El propio Jesús demostró lo que es el amor cuando sanó a los enfermos, cuando dio de comer a la muchedumbre, cuando resucitó a los muertos, cuando les lavó los pies a sus discípulos. Hechos, hechos: esto es amar.

Recuerdo una madre de familia africana: había tenido que sufrir la pérdida de un ojo de su hija Rosangela, víctima de un chico agresivo que la había herido con un palo y seguía burlándose de ella. Ni el padre ni la madre del chico habían pedido disculpas. El silencio y la falta de relación con aquella familia la amargaban. «¡Consuélate –decía Rosangela, que había perdonado–, tengo la suerte de poder ver con el otro ojo!».

«Una mañana –cuenta la madre de Rosangela–, la madre de aquel chico me mandó llamar porque se sentía mal. Mi primera reacción fue: “¡Mira ésta, ahora viene a pedirme ayuda, con tantos vecinos como hay, precisamente a mí, después de lo que nos ha hecho su hijo!”.
»Pero inmediatamente recordé que el amor no tiene barreras. Corrí a su casa. Ella me abrió la puerta y se desmayó entre mis brazos. La acompañé al hospital y me quedé a su lado hasta que los médicos la atendieron. Al cabo de una semana, ya fuera del hospital, vino a mi casa a darme las gracias. La recibí con todo el corazón. He conseguido perdonarle. Ahora la relación se ha reanudado; es más, es completamente nueva».

También nosotros podemos llenar el día de gestos concretos, humildes e inteligentes, como expresión de nuestro amor. Veremos crecer alrededor de nosotros la fraternidad y la paz.

Chiara Lubich
Publicada en Ciudad Nueva n. 434 (8-9/2006), p. 22.

 
De que me valen las ganas. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Otros temas.

De que me valen las ganas.

Autor:
Omar A. Jiménez Castro.
Fuente: www.mensajespanyvida.org

Hace un rato ya que te escribo, mi hermano. Esas letras que procuran hacerte reflexionar sobre la vida y nuestro Señor, pero no hay duda que tienen que hacer primero efecto en mi vida aquello que escribo. Para que sea la vida la que me haga escribir. La idea siempre es escribirte para alabar a Dios en su inspiración quién nos da el don de escribirte.

Pero tiene que ser hacer efecto en mí primero, sino ¿de qué me valen estas ganas de escribir?

Pero siento que no lo he logrado contigo:

Porque no he sido capaz de actuar según las circunstancias, y me he creído guía de ciegos, luz en tu oscuridad, maestro cuando no sabia, el que se cree capaz de enseñar a los pequeños, y poseedor del conocimiento suficiente y de la verdad absoluta ante ti.

Y sí, te he enseñado y no he sido capaz de instruirme a mi mismo.

Digo que no hay que robar pero te robo.

Digo que no hay que engañar y lo hago sin cesar.

Afirmo con mil palabras que aborrezco  a los ídolos, pero soy capaz de robar en el templo.

Me siento orgulloso de lo que predico pero paso encima de ello, hasta deshonrar a nuestro Dios.

Y lo peor es que he sido la causa de que los paganos insulten el nombre de Dios y a su Iglesia. (Romanos 1, 2,17-24)

Sé que te he fallado en muchas ocasiones y no he sido el ejemplo de lo que te escribo.

Hoy te quiero escribir a ti, mi hermano.

Solo para decirte que pidas por mí para que nuestro Señor me de otra oportunidad de ser capaz de poder reflejar lo que predico.

Sé que mi ejemplo ha sido de mucho escándalo para ti y has pesando en dudar de lo que te predico.

Pero tenga la seguridad de la PALABRA que predico esta por encima de este débil hermano tuyo.

Y nuestro Señor me ha enviado a anunciarte.

Pido tus oraciones para tener esa gracia, para que cuando te llegue a escribir, primero sea ya vivido en mi vida, porque nuestra fuerza está en aquello que vivimos.

Tal vez, tardaré, no sé. un tiempo para volverte a escribir, pero antes que lo haga, no dejes de pedir por mi, para que la próxima vez que escriba, ya sea vivido en mi forma de ser contigo.

Les quiere, en Cristo Jesús, su hermano.... Omar


Comentarios al autor:

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 
Regresar a la casa del Padre. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Otros temas.

Regresar a la casa del  Padre.

Autor
: Omar A. Jiménez Castro.
Fuente: www.mensajespanyvida.org

A cuántos de nosotros nos ha pasado que en algún momento teníamos tiempo de no volver a la casa de nuestros Padres. Siempre es un anhelo regresar a nuestra casa para ser recibidos por ellos. Cuántas veces nos han bajado las lágrimas y se conmueve nuestro corazón deseando arribar a ese lugar que nos hace sentir amados.

Ayer visitaba los restos de mi amiga Hilda. Me hizo pensar mucho cuánto debemos estar felices que en algún momento debemos volver. Cuánto deseo debemos sentir al saber que luego de un tiempo por este mundo podamos ser recibimos en la casa del Padre.

No sé usted, pero yo cada vez que lo recuerdo siento una alegría inmensa de que voy a entrar a esa casa y me llegaré a encontrar con ese amor único y verdadero.

En el mundo que vivimos, siempre estaremos vacíos del amor humano. Aunque busquemos llenarnos del ese amor al final quedaremos con sed. Pero al ser recibidos por el Padre es cuando vamos a contemplar en toda su majestad y poder el AMOR del PADRE.

No sabemos cuándo ni la hora, pero llegará el momento , aunque pasen los días, meses, años y ojalá podamos estar listos para encontrarnos con el Amor.

Yo espero ese momento y pido a Diosito que me de tiempo para preparar mi alma, para que luzca en todo su blancura como lo decía San Pedro en su segunda carta: “Por tanto, queridos hermanos, mientras esperáis estos acontecimientos, procurad que Dios os encuentre en paz con él, inmaculados e irreprochables”. (2 carta del apóstol san Pedro 3, 12-15a. 17-18).

 
Regresar a la casa del Padre. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 
Reflexiones - Otros temas.

Regresar a la casa del  Padre.

Autor
: Omar A. Jiménez Castro.
Fuente: www.mensajespanyvida.org

A cuántos de nosotros nos ha pasado que en algún momento teníamos tiempo de no volver a la casa de nuestros Padres. Siempre es un anhelo regresar a nuestra casa para ser recibidos por ellos. Cuántas veces nos han bajado las lágrimas y se conmueve nuestro corazón deseando arribar a ese lugar que nos hace sentir amados.

Ayer visitaba los restos de mi amiga Hilda. Me hizo pensar mucho cuánto debemos estas felices que en algún momento debemos volver. Cuánto deseo debemos sentir al saber que luego de un tiempo por este mundo podamos ser recibimos en la casa del Padre.

No sé usted, pero yo cada vez que lo recuerdo siento una alegría inmensa de que voy a entrar a esa casa y me llegaré a encontrar con ese amor único y verdadero.

En el mundo que vivimos, siempre estaremos vacíos del amor humano. Aunque busquemos llenarnos del ese amor al final quedaremos con sed. Pero al ser recibidos por el Padre es cuando vamos a contemplar en toda su majestad y poder el AMOR del PADRE.

No sabemos cuándo ni la hora, pero llegará el momento , aunque pasen los días, meses, años y ojalá podamos estar listos para encontrarnos con el Amor.

Yo espero ese momento y pido a Diosito que me de tiempo para preparar mi alma, para que luzca en todo su blancura como lo decía San Pedro en su segunda carta: “Por tanto, queridos hermanos, mientras esperáis estos acontecimientos, procurad que Dios os encuentre en paz con él, inmaculados e irreprochables”. (2 carta del apóstol san Pedro 3, 12-15a. 17-18).

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 76

Busca un tema de tu interes:

Encuesta

Te gusta el nuevo site