Analisis.

Apoyanos con un clik1.

Di no a la pornografía. Un video impactador.



Get the Flash Player to see this player.

time2online Joomla Extensions: Simple Video Flash Player Module
Adviento.
¿Qué significa la Navidad? PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Adviento.

¿Qué significa la Navidad?

Autor: Desconocido
Fuente: www.mensajespanyvida.org

¿Qué significa la Navidad? La Navidad, según la Biblia, nos habla del amor de Dios.

"En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo Unigénito al mundo para que vivamos por Él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados".

El canto de los ángeles, la aparición de ejércitos celestiales que aquella noche cantaron gloria a Dios, la estrella que guió a los magos hasta Belén, el humilde pesebre donde estaban la madre y el Niño, nos hablan de la gracia y el amor infinitos de Dios. El Hijo de Dios venía a habitar entre nosotros, pecadores del mundo, con el propósito de llevar nuestros pecados sobre si y redimirnos de la maldad. Bien exclama el apóstol Pablo:

"Ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos".

La Navidad también nos habla de un obsequio, un regalo de Dios que perdura. En aquella primera Navidad, Dios nos entregó el más grande regalo de toda la historia, el Hijo amado de su corazón. La Biblia declara que el regalo que nos da Dios, es vida eterna a través de Jesucristo nuestro Señor.

El verdadero significado de la Navidad es que este regalo de Dios tiene que ser recibido. Jesús vino al mundo y nació de una virgen, es verdad, pero este no es el final de la historia. El murió en la cruz por nuestros pecados, resucitó de entre los muertos y ahora vive. El Niño de Belén es el Cristo de los Cielos, el Señor de los señores y Rey de Reyes.

Para conocer y experimentar la vida eterna debes abrirle el corazón a Jesús. Hubo un primer pesebre en la aldea de Belén pero debe haber un segundo pesebre. Esto no quiere decir que el Señor Jesús va a nacer de nuevo como hombre. La Biblia declara que una vez fue suficiente; la obra fue perfecta y no hace falta repetirla. El segundo pesebre que debe haber es tu corazón en el cual Cristo quiere entrar. Es por eso que nos dice:

"Recuerda, yo estoy siempre a la puerta y llamo, si alguno escucha mi llamado y abre la puerta, entraré y cenaré con él y él conmigo."

 
Ver a Jesús. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Adviento.

Ver a Jesús.

Autor:
Fuente:
http://www.mundoencolores.com


Cuenta la historia en una Nochebuena fría como hoy, que una ciudad se vistió de gala porque fue anunciado por un heraldo que el Jesús recorrería las calles de la ciudad transformando las almas de todos los que lo recibieran con el espíritu debido y brindando bendiciones sin precio a quienes tuvieran el privilegio de hablar con El.

Todo el mundo salió a las calles: pobres, ricos, ancianos, niños, hasta un religioso que elevaba una cruz al cielo y el rey, que iba acompañado de una corte magnífica.

También un muchacho llamado Luís, bondadoso e intrépido, salió de su hogar diciendo a su madre: "Aunque tenga que caminar toda la noche, veré al Jesús y regresaré cuando haya conseguido una bendición de El para ti y para mí. "Su madre lo despidió con un beso y le dijo: "Ve, hijo mío, pero que tu alegría no se marchite si no te encuentras con El porque en la búsqueda misma ya hay una bendición."

Era tan grande la multitud y la conmoción que todos con el deseo de llegar a los primeros lugares para ver pasar al Jesús, procedieron con rudeza, pisoteando al cojo, empujando sin misericordia al mendigo que temblaba de frío, y sacaron a los niños del lugar que habían escogido para mirar. Luís, aún temiendo que el Niño Jesús pasara sin que él pudiera verle por estar atareado, ayudó al cojo a levantarse y lo llevó a un lugar seguro. Al mendigo le prestó su abrigo y consoló a los niños que lloraban por la rudeza de los mayores.

Apareció también un niño harapiento que imploraba un pedazo de pan porque tenía mucha hambre pero nadie le hizo caso. El rey ordenó que sacaran de su camino al harapiento, mientras recogía sus vestiduras reales. El religioso apenas le dirigió una mirada bondadosa al niño.

Luís temblaba de frío, pero olvidándose de su propia necesidad, corrió al lado del niño que pedía pan, lo invitó a compartir con él el pobre abrigo de una puerta donde se había acurrucado y con la palabra cargada de bondad le dijo:"Hace frío y he prestado mi abrigo; de no ser así, podríamos compartirlo ahora. El pan está duro, pero es todo lo que tengo; y lo cierto es que cuando uno espera a Jesús y anhela su bendición, no se sienten ni el hambre ni el frío."

Y sucedió que cuando el Harapiento quebró el pan para compartirlo con Luís, su rostro se glorificó y Luís, maravillado, comprendió que era el Cristo quien estaba delante de él y cayó de rodillas, adorándolo.

Muchas veces esperamos a Jesús caminando glorioso y triunfante en nuestras vidas, pero pocas veces comprendemos que Cristo llega a nosotros de manera sencilla y humilde.

El amor de Jesucristo se manifiesta en nosotros no solo en Navidad sino durante todo el año, Él llama a nuestros corazones par tener morada permanente, y así ser el Señor de nuestras vidas, por este amor en nuestros corazones es que llegamos a socorrer a nuestros hermanos a través del servicio a los demás, especialmente de los más necesitados.

La palabra de Dios dice:

“Ninguno busque su propio bien, sino el del otro”. 1° Corintios 10: 24

“No te niegues a hacer el bien a quien es debido; Cuando tuvieres poder para hacerlo”.

”No digas a tu prójimo: anda, y vuelve, y mañana te daré, Cuando tienes contigo qué darle”.
Proverbios 3: 27 y 28

 
¿Adónde nacerá Jesús? PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Adviento.

 

¿Adónde nacerá Jesús?

Autor: Omar A. Jiménez Castro.
Fuente: www.mensajespanyvida.org

Por aquel tiempo salió un decreto del Emperador César Augusto mandando hace un censo y cada uno debía ir a inscribirse en el pueblo donde había nacido. Así que José y María tuvieron que viajar desde Nazaret hasta Belén a inscribirse allá (tres días de camino).

Pero al llegar a Belén no encontraron puesto para hospedaje en ninguna casa (no porque las gentes no quisieran darles hospedaje, pues eran gente muy atenta) porque habían llegado muchas personas de otras partes y ya no había ninguna habitación. Solamente había hospedaje en la mesón común, o sea un corral grande donde llegaban las gentes con sus animales y pasaban allí la noche. Pero José vio que ese no era el sitio para ellos.

Entonces alguien le avisó que por allí cerca había una cueva donde los animales se refugiaban cuando hace frío, y en esa cueva, en una especie de cajón en el que se echaba el pasto a los animales (hoy lo conocemos como pesebre) allí nació el Hijo de Dios y Salvador del mundo, el 25 de Diciembre del año 1. Día mil veces feliz y bendito para siempre. (Vida de Santos, P. Eliécer Sálesman)

Ya estamos muy cerca de la Navidad, pero olvidamos algo, ¿nacerá el niño Jesús en nuestros corazones? Dice la lectura que nadie le daba posada a José y a María porque ya no había espacio, otras cosas habían ocupado el corazón. ¿Qué cosas estarán ocupando nuestro corazón en este tiempo de navidad.?

Dice Lucas que después de tanto buscar porque en todos los lugares le cerraban las puertas, encontraron un lugar que es usado como refugio para los animales, un lugar poco conocido para la gente.

Esto nos quiere decir que después de tocar las puertas de los ricos, de aquellos con mansiones y ser despreciados encuentran un lugar humilde. De esa manera debe de ser nuestro corazón para que Jesús nazca en nuestro corazón, un corazón humilde y lleno de amor hacía los demás, y que esté dispuesto a ser un refugio de sus hermanos, de nuestros hermanos. Un lugar donde se pueda encontrar a Dios.

Dice Lucas que fue en un pesebre donde nació el Hijo de Dios. Nosotros debemos ser como esa pesebre en esta Navidad, el lugar donde nuestros hermanos puedan encontrar amor, comprensión, cariño. Porque sólo así podrá nacer el Hijo de Dios en nuestros corazones.
Esta Navidad el Hijo de Dios vuelve a la tierra a nacer en nuestros corazones, preparémonos para que cuando toque nuestra puerta, estemos vacíos de nosotros mismos para que Él nazca en nosotros.

 
Navidad es aquella. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Adviento.

Navidad es aquella.

Fuente: Cinco minutos con Jesús, Editorial Claretiana.
Autor: Alfonso Milagro.

Navidad es cualquier día del año en que un hombre se acerca a otro hombre para llamarlo hermano y tratarlo y ayudarlo como hermano: hermosa Navidad.

Navidad es cualquier día en el que damos la mano al que ha caído a fin de que se levante y lo hacemos con mucho amor: eficiente en Navidad.

Navidad es cuando ponemos el pan en la mesa del pobre y el vino en su vaso a fin de que calmar su hambre y su sed: cristiana navidad.

Navidad es perder una hora visitando al que se halla privado de libertad compartiendo con él algunos momentos, llevándole un poco de alegría y mucho amor: fraternal Navidad.

Navidad es aquel día en el que logramos has las paces sinceramente con el que habíamos discutido y del que nos habíamos alejado por cierto malentendido sentido del honor: magnifica Navidad.

 
Nacimiento de Jesús. PDF Imprimir E-mail
Reflexiones - Adviento.

Nacimiento de Jesús.

Autor: Arturo Quirós Lépiz.
Fuente:

¿Sabes? Es lindo dar regalos, o inmaginarse a un hombre en un trineo dando vueltas al mundo en un trineo tirado por renos, también es bello ver árboles y casas adornadas por miles de luces de todos los colores, además con miles de formas diferentes colgando de sus ramas. Pero navidad es mucho más que eso, es la natividad de nuestro Señor. Lamentablemente existen muchos hogares donde se hace una fiesta grande, llena de regalos pero que nadie sabe qué se celebra.

¿Cómo te sentirías si en tu cumpleaños hicieran fiestas, se dieran regalos pero nadie supiera que es tu cumpleaños lo que se celebra? Navidad es el acontecimiento más maravilloso de mundo, y aunque realmente no sean dos mil años exactos, lo importante es el hecho que se celebra.

Que en esta navidad el niño Jesús "nazca de nuevo" pero en nuestros corazones y familias.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 Próximo > Fin >>

Página 5 de 8

Busca un tema de tu interes:

Encuesta

Te gusta el nuevo site