Analisis.

Apoyanos con un clik1.

Di no a la pornografía. Un video impactador.



Get the Flash Player to see this player.

time2online Joomla Extensions: Simple Video Flash Player Module
La fiesta más olvidada. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 
Reflexiones - Sacramentos.

 

La fiesta más olvidada.

Autor:
Adriana Touché de Páez.
Fuente: vivelasemanasanta.com

¿A quién no le gustan las fiestas?

No hay que complicarse mucho para organizar una, lo único que se necesita es una buena excusa (bueno, no siempre tiene que ser tan buena), invitados, comida, ambiente alegre… y se tiene una fiesta.

Durante el año celebramos muchas fiestas que las asociamos con símbolos y comidas.  Por ejemplo, la Navidad, con sus pinitos, esferas, regalos, caramelos, sin olvidar las posadas con tamales y la tradicional cena con el pavo.  También podemos mencionar la fiesta de la Independencia, con sus antojitos, banderas y fuegos artificiales. Y así el día de la madre, con flores, pasteles, serenatas.

Todas estas fiestas son muy importantes y duran un solo día, pero ¿sabe usted  de alguna fiesta que dure 50 días? Pues sí la hay, una que se tiene un poco olvidada: la Pascua, que es una fiesta grande que va del domingo de Resurrección al domingo de  Pentecostés.

En la Pascua celebramos la buena nueva de que no todo acaba con la muerte. Entonces sí que hay motivos para celebrar.  Entre las tradiciones más conocidas relacionadas a esta fiesta están:

Decoración de huevos de Pascua: Se acostumbre decorar cascarones de huevos y guardan dentro ellos una “sorpresa”, como símbolo del nacimiento a una nueva vida.

Lirios de Pascua: La tradición de comprar Lilas de Pascua durante la Semana Santa para usarla como decoración en casas e iglesias se empezó a realizar desde 1800.  La flor blanca es un símbolo de pureza y nueva vida.

Pan dulce:  En muchas culturas la Semana Santa era un tiempo para cocinar pan dulce, pasteles y galletas que se servirían en la comida del Domingo de Resurrección.

Ropa Nueva:  En la época medieval la tradición era que la gente utilizara ropa nueva el Domingo de Pascua, para simbolizar la “nueva vida” que viene con la Resurrección. En algunos lugares se cree que la gente que sí puede comprar ropa nueva, pero no lo hace, tendrá mala suerte.

La Pascua nos habla de una vida nueva, de alegría, de esperanza, de fiesta.  Dejemos a un lado las tristezas y las amarguras. Ahora es el tiempo de cambiar, de buscar ser mejores, de ver las cosas de otro color.

Siempre habrá motivos para celebrar los pequeños detalles buenos de la vida, un trabajo bien hecho, la sonrisa de un niño,  una tarde de lluvia, la compañía de un amigo, una comida en familia.  Lo importante de este tiempo es tener una actitud de celebración.

 

Busca un tema de tu interes:

Encuesta

Te gusta el nuevo site