Analisis.

Apoyanos con un clik1.

Di no a la pornografía. Un video impactador.



Get the Flash Player to see this player.

time2online Joomla Extensions: Simple Video Flash Player Module
De que me valen las ganas. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Reflexiones - Otros temas.

De que me valen las ganas.

Autor:
Omar A. Jiménez Castro.
Fuente: www.mensajespanyvida.org

Hace un rato ya que te escribo, mi hermano. Esas letras que procuran hacerte reflexionar sobre la vida y nuestro Señor, pero no hay duda que tienen que hacer primero efecto en mi vida aquello que escribo. Para que sea la vida la que me haga escribir. La idea siempre es escribirte para alabar a Dios en su inspiración quién nos da el don de escribirte.

Pero tiene que ser hacer efecto en mí primero, sino ¿de qué me valen estas ganas de escribir?

Pero siento que no lo he logrado contigo:

Porque no he sido capaz de actuar según las circunstancias, y me he creído guía de ciegos, luz en tu oscuridad, maestro cuando no sabia, el que se cree capaz de enseñar a los pequeños, y poseedor del conocimiento suficiente y de la verdad absoluta ante ti.

Y sí, te he enseñado y no he sido capaz de instruirme a mi mismo.

Digo que no hay que robar pero te robo.

Digo que no hay que engañar y lo hago sin cesar.

Afirmo con mil palabras que aborrezco  a los ídolos, pero soy capaz de robar en el templo.

Me siento orgulloso de lo que predico pero paso encima de ello, hasta deshonrar a nuestro Dios.

Y lo peor es que he sido la causa de que los paganos insulten el nombre de Dios y a su Iglesia. (Romanos 1, 2,17-24)

Sé que te he fallado en muchas ocasiones y no he sido el ejemplo de lo que te escribo.

Hoy te quiero escribir a ti, mi hermano.

Solo para decirte que pidas por mí para que nuestro Señor me de otra oportunidad de ser capaz de poder reflejar lo que predico.

Sé que mi ejemplo ha sido de mucho escándalo para ti y has pesando en dudar de lo que te predico.

Pero tenga la seguridad de la PALABRA que predico esta por encima de este débil hermano tuyo.

Y nuestro Señor me ha enviado a anunciarte.

Pido tus oraciones para tener esa gracia, para que cuando te llegue a escribir, primero sea ya vivido en mi vida, porque nuestra fuerza está en aquello que vivimos.

Tal vez, tardaré, no sé. un tiempo para volverte a escribir, pero antes que lo haga, no dejes de pedir por mi, para que la próxima vez que escriba, ya sea vivido en mi forma de ser contigo.

Les quiere, en Cristo Jesús, su hermano.... Omar


Comentarios al autor:

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

Busca un tema de tu interes:

Encuesta

Te gusta el nuevo site