Analisis.

Apoyanos con un clik1.

Di no a la pornografía. Un video impactador.



Get the Flash Player to see this player.

time2online Joomla Extensions: Simple Video Flash Player Module
María, la historia de la salvación y la Biblia. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Reflexiones - Maria

María, la historia de la salvación y la Biblia.

Autor:
Fuente: www.mensajespanyvida.org

Si los evangelios eran sobre todo catequesis de las primeras comunidades cristianas que se fueron construyendo de a poco, ¿no sería posible que la Santísima Virgen hubiera escrito por lo menos los pasajes de la encarnación, el nacimiento y la infancia de Jesús?
En estos tiempos que campea en la Iglesia el minimismo mariano, que podemos rastrearlo desde el Concilio Vaticano II, cuando los padres del concilio querían titular a María como el discípulo principal de Jesús y Pablo VI les “ganó de mano” nombrándola “madre de la Iglesia”, viene bien recordar el papel que jugó seguramente María en la trasmisión de elementos de la vida de su hijo a los Apóstoles.

Se trata algo de obvio que hay pasajes de la narración de los evangelios, en que se habla de la vida de Jesús antes del comienzo de su ministerio, cuya única fuente debería haber sido María.
¿MARÍA ESCRIBIÓ LA BIBLIA?

En cierto sentido, es obvio que se puede decir “no”. Sin embargo, en otro sentido, podemos afirmar que ella es la única fuente para una parte importante de la Escritura.

¿Por qué?

San Lucas comienza su evangelio diciendo:

“Algunas personas han hecho empeño por ordenar una narración de los acontecimientos que han ocurrido entre nosotros, tal como nos han sido transmitidos por aquellos que fueron los primeros testigos y que después se hicieron servidores de la Palabra. Después de haber investigado cuidadosamente todo desde el principio, también a mí me ha parecido bueno escribir un relato ordenado para ti, ilustre Teófilo. De este modo podrás verificar la solidez de las enseñanzas que has recibido.”
En el segundo capítulo del evangelio de San Mateo, se nos da una cuenta de la huida de los magos y la situación con Herodes. El nivel de detalle supone un conocimiento profundo de la situación.
¿POR QUÉ ESOS ELEMENTOS SON IMPORTANTES?

Las elementos son importantes porque los Evangelios no son novedades teológicas. Son relatos de testigos oculares, relatos teológicos, pero relatos de los testigos de los hechos.

San Lucas compara su tarea con la de los escritores del Antiguo Testamento (“aquellos quienes desde el principio”), como “amante (s) de Dios” (Teófilo) sabría la verdad de las cosas ellos lo han enseñado.
Sin embargo, la pregunta que sigue siendo preguntada  es cómo San Mateo y San Lucas adquirieron sus conocimientos de las narraciones de la infancia de Cristo.
SÓLO HAY DOS OPCIONES: MARÍA O JOSÉ

El problema con San José como fuente es que el tiempo en que los Apóstoles están en escena, José está fuera de la imagen.
No tenemos ninguna evidencia de que José fuera un confidente de los Apóstoles. Sin embargo, tenemos pruebas abundantes de que la Virgen era confidente de los Apóstoles.
¿POR QUÉ ES IMPORTANTE ESTO?

Esto es importante porque nos ayuda a entender el papel de María en la Iglesia.

De la Escritura, por un lado, tenemos la idea de la Virgen María en silencio detrás de las escenas: María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón. (Lc 2,19), a ti misma una espada te atravesará el corazón. (Lucas 2:35),

Pero su madre dijo a los sirvientes: «Hagan todo lo que él les diga». (Juan 2:5).

Es su solicitud discreta de nuestro Señor a lo largo de su vida, su angustia a los pies de la cruz (Juan 19:23), todos ellos, íntimamente unidos, se dedicaban a la oración, en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos. (Hechos 1:14).

Por otro lado, podemos notar algo que sucede en el fondo de la Escritura que nos da otra perspectiva de la Santísima Virgen.

A diferencia de los evangelios sinópticos, el evangelio de san Juan nos expone más íntimamente a la vida interior de Cristo que cualquiera de los relatos de los otros evangelios.
Por supuesto, sabemos que San Juan era el discípulo amado del Señor, pero ¿quién podría conocer mejor la vida interior de Cristo que su madre?

No es mera coincidencia que la Virgen fuera puesta al cuidado de San Juan, ni tampoco es una mera coincidencia que San Juan desarrolla el misterio de la Encarnación, mejor que cualquier otro (cf. Jn 1) – algo que María ” meditaba en su corazón” por, posiblemente, siete décadas antes de la composición del evangelio de San Juan (ver María Madre de Dios del Beato Papa JPII).
Sin embargo, el principal objetivo de este artículo es que realmente no hay buena explicación para el relato de los primeros 12/13 años de Cristo que no sea la Santísima Virgen.

Durante estos primeros años, podemos suponer que Jesús pasó la mayor parte de su tiempo con María, y debemos hacer una pausa y preguntar por qué no se obtiene más información acerca de Cristo por el lapso de 18 años después de su mayoría de edad judía.

Por otra parte, al comparar la elección de las palabras griegas y la sintaxis en los relatos de la infancia de Lucas, en comparación con otras partes del relato del evangelio de Lucas, su elección de palabras esconde una fuente diferente.

Joachim Jeremias ha demostrado que mientras que la mano de Lucas está en todos los relatos de la infancia, la selección de palabras y vocabulario refleja su dependencia de fuentes anteriores semitas (judías).
Así, mientras algunos de los relatos de la infancia de Lucas están escritos en el estilo y la sintaxis de San Lucas, la mayoría de los relatos de la infancia están escritos en un estilo servil de una fuente que no sigue las convenciones de Lucas.

Esto ha sido subrayado por el hecho de que el trabajo académico en general ha llegado a la conclusión de que el evangelio de San Marcos es la principal fuente de los otros evangelios.

Lucas, en varios lugares, utiliza copiosamente el lenguaje de Marcos y trata de cierta manera el lenguaje de Marcos que se resiste en los relatos de la infancia (por ejemplo, de las 8 veces que Lucas se encuentra con una determinada palabra, él decide cambiar seis veces, y cuando la palabra aparece en los relatos de la infancia se resiste a la sustitución, para Jeremías ver Die Sprache des Lukasevangeliums: Redaktion und Tradition im Nicht-Markusstoff des dritten Evangeliums, para examinar la tradición narrativa del pre evangelio de la infancia ver Birth of the Messiah port Raymond E. Brown y The Gospel According to Luke I-IX por Joseph A. Fitzmyer).
¿PODRÍA SER ESTE PRE-EVANGELIO, DE TRADICIÓN SEMÍTICA, HECHO POR LA VIRGEN MARÍA?

Creo que el sentido común dice “sí”. Evidentemente, el griego está de acuerdo.
En la práctica, debemos considerar el hecho  que una porción de la Escritura está en deuda con el testimonio de María para demostrar su papel central en la vida de la Iglesia primitiva.

No era una madre subrogante, y debemos tomar buena nota de que San Lucas la sigue llamando la Madre de Jesús (Hechos 1:14) después de su ascensión gloriosa!

El hecho de que los Apóstoles – cada uno de ellos a su manera – estaban en deuda con María por su testimonio inspirado e infalible de la vida de Cristo, debería hacer que nos detengamos a considerar su papel central en el desarrollo del Nuevo Testamento.
Piensa en ello. El cántico de María era su oración interior a Dios. ¿Cómo San Lucas podría conocer, que no sea que María de le dijo?

Debemos rechazar la idea, que algunos proponen, que el Magnificat era algún tipo de innovación de Lucas de “el cántico de Ana ” (1 Samuel 2:1-10), sino que era la respuesta adecuada de una niña judía entrenada que se encontró con el ángel del Señor y que había tenido la unión con la tercera persona de la Santísima Trinidad. Ella no sólo se llenó con el Espíritu, sino, literalmente, se llenó con la Palabra encarnada.
Por lo tanto, es evidente que al parecer en la ascensión de nuestro Señor, los Apóstoles consideraron a María, como asiento de la sabiduría, como una guía infalible para penetrar en la realidad de nuestro Señor resucitado.

En la cruz, el Señor dio tres regalos a la Iglesia: su Espíritu, su Cuerpo y Sangre, y su madre.

 

Busca un tema de tu interes:

Encuesta

Te gusta el nuevo site